Blogia
Rincon de Sombras

Recopilación.

Recopilación.

He vuelto aquí, a reabrir lo peor de mi, la caja oscura de mi corazón. Empezando por las meras formalidades, siento el nivel de mi redacción en anteriores artículos, no digo que ahora sea perfecta, pero antes era poco menos que deplorable, aunque lo importante en ese momento fue el contenido y no la forma, fue el propósito al que sirvieron y no de que manera lo cumplieran.

Ahora, yendo a lo que vine, me siento triste. ¿Por qué?, las razones son múltiples, y todas son igual de validas; me siento triste por haberme vuelto tan vacio, o no tan vacio, si no por haberme ignorado a mi mismo, al amor que deseaba con tanta fuerza y que ahora reduje a nada, y esa nada yace clavada como una daga en mi, sangrando, pero como siempre lo he hecho, la ignoro, y la sangre desbordante es la que me ha traido de nuevo aquí. Triste porque estoy manipulando a gente que no deseo manipular, solo por el deseo, para no sentirme tan abandonado. Supongo que ese es el punto clave, la soledad.

Me siento solo, pero solo por dentro, y a pesar de que el tema se vuelve recurrente a lo largo de cada uno de mis artículos, es lo que siento como real. Quisiera encontrar una mirada amorosa cada vez que viera el rostro de la mujer que amase, una sonrisa en sus labios, y a su vez una caricia de ellos, esta necesidad es la que me hace querer recibirlos, sea de cualquier persona, para consolar mi solitario (a falta de un mejor adjetivo para expresarlo, ya que abandonado implicaría que en un momento no hubo abandono y eso no es cierto) y por tanto cruel corazón, hambriento de calor para fundir el hielo que lo penetra y hace parte de él. Supongo que es un corazón que desea poder abandonarse a la suerte de los brazos de alguien más, poderse entregar completamente y recibir la misma entrega.

Pero hasta ahora lo único que ha hecho es satisfacer su hambre como paliativo, y no como una solución definitiva, y este ¨alimento¨ nutre la tristeza, y soy demasiado débil como para detenerme a mi mismo, y dejar de herir a los otros, en especial a los que son tan especiales y valiosos, si lo leyeses tú, sobre quien hablo, aunque se que nunca pasará, desde lo más profundo de mi ingrato corazón te pido perdón.

Este es mi rincón de sombras, gracias por leerme.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres